Frenos

¿Cuáles son los síntomas de unos frenos en mal estado?

  • En cualquier momento, un indicio de fallo de frenos puede ponerle en alerta:
  • Se enciende el indicador de frenos en el salpicadero (según modelo).
  • Su vehículo se desvía al frenar.
  • El pedal se hunde de forma anormal.
  • El nivel del líquido de freno es demasiado bajo.
  • Falta de precisión al frenar.
  • Vibración del vehículo con la frenada.
  • Sonido metálico o chirrido al frenar.

Si detecta alguno de éstos síntomas, consulte inmediatamente en nuestro taller. Le realizaremos una revisión sin necesidad de cita previa y emitiremos un diagnóstico completo.

El líquido de frenos se debe cambiar cada 2 años y revisar periódicamente el nivel y el estado del mismo.

Es aconsejable revisar regularmente el aceite o controlar la presión de los neumáticos, de la misma manera con el sistema de frenado.

Forros, pastillas, discos, líquido… todo debe estar en perfecto estado para que sus frenos reaccionen instantáneamente en cualquier circunstancia. Un sistema de frenado revisado regularmente y con un mantenimiento óptimo se podrá utilizar con garantías.