Neumáticos

¡GRAN STOCK Y VARIEDAD AL MEJOR PRECIO!

En Digital Auto ponemos a disposición de nuestros clientes un gran stock de neumáticos al mejor precio.

 

Consúltenos tarifas sin compromiso.

 

TIPOS DE NEUMATICOS

Mas allá de sus medidas y tamaños encontramos diferentes tipos de neumáticos, según su uso, características constructivas y de diseño, o forma del dibujo.

Según para la estación que estén diseñadas podemos hacer la siguiente clasificación:

  • Neumáticos de verano, estos neumáticos pueden utilizarse durante todo el año, pero están pensados para incrementar la adherencia en asfaltos con altas temperaturas, reducir el consumo y permitir una conducción más suave y precisa.
  • Neumáticos de invierno, se trata de neumáticos perfectos para rodar en terrenos nevados, mojados o con temperaturas inferiores a 7 grados. Este tipo de neumático seria la alternativa a las cadenas, siendo más cómodo y completo. Se identifican por el símbolo alpino, sin confundirlo nunca con el marcaje “M+S” que indica que tiene mejor agarre en nieve y barro pero no que es neumático de invierno.

 

  • Neumáticos all seasons o 4 estaciones, son neumáticos que se pueden utilizar durante todo el año, proporcionando más seguridad con climas fríos que los neumáticos de verano y con unas prestaciones correctas cuando hace calor.

Haciendo una categorización especial, dadas sus innovaciones, características constructivas especiales y de desarrollo, encontramos:

  • Neumáticos runflat o anti pinchazos, son neumáticos que pueden rodar sin presión durante una distancia de hasta 80 KM y a una velocidad no superior a los 80 KM/H. Los vehículos con este tipo de neumáticos no están obligados a llevar rueda de repuesto ya que evitan la inmovilización del vehículo permitiendo llegar al taller más cercano para su reparación.
  • Neumáticos verdes, también conocidos como neumáticos ecológicos o de bajo consumo cada vez más utilizados en el sector. Gracias a los compuestos utilizados en su fabricación y el diseño de su dibujo ayudan a disminuir el consumo de combustible, (en un neumático de 45.000 km de recorrido podríamos ahorrar hasta 200 l de combustible).

En el mercado de los neumáticos encontramos una variedad inmensa de modelos y marcas, las cuales también ofrecen un neumático denominado “semi-slick”, de prestaciones similares a las de un neumático de competición pero con la homologación para su uso en la calle, ofreciendo un plus de agarre sobre asfalto seco.

 

 

ETIQUETADO DE LOS NEUMATICOS

Por normativa los neumáticos tendrán que estar etiquetados, indicando en esa etiqueta el ruido que emiten, la resistencia a la rodadura que oponen y la eficacia de la frenada sobre mojado.

 

 

INDICES DE CARGA Y VELOCIDAD

El índice de carga de nuestros neumáticos es un valor que hace referencia a la carga máxima que pueden soportar, y el índice de velocidad hace referencia a la velocidad máxima que pueden alcanzar.

Estos índices los encontramos grabados en el flanco (lateral) de los neumáticos, y siempre tendrá que ser igual o superior al que nos indique la documentación del vehículo. Existe una excepción para los neumáticos de invierno, en estos si se podrá montar un índice inferior al que necesite el vehículo.

 

   

 

       

PRESION DE INFLADO

Una correcta presión de inflado incrementara la seguridad, el confort y la duración de los neumáticos, haciendo que se disminuya el consumo de combustible con el consiguiente beneficio económico y medioambiental.

Consejos prácticos:

  • Revise y ajuste la presión regularmente como mínimo una vez al mes (cuando el neumático este frio).
  • Ajuste la presión según la información facilitada por el fabricante.
  • Idealmente debe revisar y ajustar las presiones antes de cada viaje.

 

DESGASTES IRREGULARES Y ANOMALIAS EN LOS NEUMATICOS

  • Desgaste en el centro: se identifica por un desgaste pronunciado en el centro del neumático, causado por una presión de inflado excesiva o una llanta inadecuada. Para que no se produzca este efecto es conveniente realizar rotación de los neumáticos, circular con la presión adecuada y usar las llantas correctas.
  • Desgaste en ambos extremos: una baja presión de inflado o inadecuada para la carga del vehículo, o una llanta inadecuada provoca un desgaste pronunciado en los extremos del neumático. La solución sería adaptar las presiones de inflado a la carga del vehiculo, rotar los neumáticos y usar la llanta adecuada.
  • Desgaste más acusado en uno de los extremos: una mala alineación de la dirección provocara el desgaste pronunciado en uno de los extremos del neumático, para ello habría que corregir la alineación, verificar el sistema de dirección y suspensión y rotar periódicamente los neumáticos.
  • Desgaste tipo escalonado: el neumático presenta un desgaste escalonado “a saltos” debido a una mala alineación, defectos en la suspensión, o aceleraciones con la presión de inflado inadecuada. Para corregir este defecto se debe comprobar la alineación, la suspensión del vehículo, la presión de inflado y realizar rotación de neumáticos.
  • Desgaste en dientes de sierra: los tacos presentan mayor desgaste por una de las caras, corrigiéndose con una presión de inflado adecuada, revisando la alineación y rotando los neumáticos periódicamente.
  • Desgaste localizado en una o varias zonas al azar: este desgaste es provocado al bloquear los frenos o debido a un arrastre transversal del neumático sin giro.
  • Desgaste en diagonal o en forma de olas: es provocado por un desajuste u holgura en la suspensión o en algún elemento mecánico.
  • Desgaste por arranque de goma: cuando la conducción es fuera de carretera se ha de elegir el neumático correcto.
  • Desgaste por apoyos fuertes en curva/conducción deportiva: una fricción localizada en uno de los extremos o degradación de la zona de rodado la puede provocar una conducción intensa, agresiva y deportiva, para ello debemos utilizar el neumático adecuado adaptado a la conducción.

 

 

DAÑOS MAS FRECUENTES EN LOS NEUMATICOS

Si al circular detectamos anomalías o comportamientos extraños de manera repentina, seria conveniente detener nuestro vehículo de forma segura y revisar el estado de nuestros neumáticos ya que podemos sufrir alguno de los siguientes daños:

  • Rotura de la carcasa por fatiga: el neumático presenta exteriormente grietas, marcas de roce excesivo en el costado o una rotura visible en el lateral del neumático. Este daño puede ser causado al circular con una baja presión de inflado.
  • Rotura localizada de la carcasa: si nuestros neumáticos han sufrido algún golpe debemos observar si tiene alguna deformación excesiva, aunque no siempre aparecen signos visibles inmediatamente
  • Daños localizados: en los neumáticos debido a choques o roces con algún obstáculo aparecen cortes que deben ser evaluados y reparados si es posible para no sufrir reventones del neumático.
  • Deformación de la banda de rodadura: en algunas ocasiones nuestros neumáticos pueden presentar deformaciones en toda la banda de rodadura, que puede estar causada por bajo inflado o sobrecarga del vehículo, utilización del neumático no adecuado o si el neumático hubiera sufrido algún daño o impacto.

 

 

 

  • Daño en el talón: un mal montaje de los neumáticos o la propia llanta en ocasiones puede provocar roturas en el talón del neumático, que es la parte que asienta en la llanta.
  • Goma agrietada: si los neumáticos presentan grietas visibles debemos realizar una valoración del estado del neumático para no desembocar en un problema mayor, dado que puede estar la goma envejecida o haber sufrido un almacenaje incorrecto.

 

 

 

CONSEJOS

  • Posición: colocar los neumáticos nuevos o en mejor estado siempre en el eje trasero, ya que este eje es el que mas influye en la seguridad del vehículo, en caso de un percance es mas difícil de controlar. Según normativa los neumáticos deben ir parejos por eje. 
  • Rotación: para contribuir con un desgaste uniforme y regular en los neumáticos rotar delante-detrás y viceversa nos ayudara.
  • Apriete: apretar siempre al par recomendado.
  • Alineación: siempre que la diferencia de profundidad entre dos surcos sea superior a 1,5mm.
  • Aspecto externo: a partir del quinto año se recomienda una revisión anual por un especialista y en cualquier caso sustituirlo cuando tengan mas de 10 años.
  • Desgaste: sustituir el neumático antes de que su profundidad de dibujo sea inferior al limite legal (1.6mm). Por seguridad se aconseja cambiarlos cuando la profundidad del dibujo sea inferior a 3 mm.